¡Hagamos lo posible, buscando siempre lo mejor!

Por Alejandra Ramos, 6 Agosto, 2019.

El compromiso a sí mismo es aquella fortaleza que te hace ser mejor persona, si cada persona comprendiéramos y aplicáramos este hábito, dejaríamos de lado todo lo que generamos como excusas, es tan típico escuchar frases como “se me paso decirlo o hacerlo” “ahorita lo realizo” “para mañana lo hago” estando consientes de cuál es la situación, es decir, sabemos cuáles son nuestras actividades por cumplir pero permitimos que pase TIEMPO… tiempo que jamás regresara.

Siempre existe algo que hacer, así que no desistamos en tomar toda oportunidad que se nos presente aprendiendo algo nuevo y seamos capaces de crear nuevas oportunidades; estemos dispuestos a expandir nuestra perspectiva de vida y no estancarnos en espacios rutinarios, demostrarte tu como persona que eres más de lo que piensas, nadie nació sabiendo cómo ser rico, sin embargo, seamos capaces de hacernos ricos en conocimiento, en aprendizajes, en valores que nadie podrá quitarte.

Experimentar nuestros sueños no nos costara nada si hacemos lo posible buscando siempre lo mejor, un NO siempre viaja a donde nos dirijamos, lo importante es lograr un SI ante nuestras metas escritas y cumplidas. Por más especiales o simples que estas sean comprométete a llevarlas por obra.

Al adquirir compromiso propio por ende resultara el compromiso interpersonal. Seamos capaces de servir a los demás sin esperar su gratitud, en esta vida es muy habitual oír “Si no vives para servir, no sirves para vivir” pero pocos optamos por hacer propia esta frase y escuchar lo que esta implica.

La satisfacción y felicidad se obtienen compartiendo de lo nuestro sin escatimar sentimientos. No nos pongamos límites sino vivamos nuestra vida de forma ilimitada, no sabemos que nos espera el día siguiente, si tendremos vida o no la tendremos, así que no hay obstáculo alguno para limitar nuestra vida en un mañana y a medida que podamos o esté en nuestras manos brindar apoyo a diversas personas no esperemos que llegue alguien a solicitar nuestra ayuda sino uno mismo muestre iniciativa por hacerlo. Mantengámonos dentro del campo del juego no esperando ser el mejor sino trabajando para que nuestro equipo sea el mejor.

¡Dispongámonos a dar lo máximo como seres humanos! Y sin lugar a dudas siempre habrá alguien que llegará a beneficiarse de nuestro apoyo o bien de las experiencias que hemos adquirido, estas tanto buenas como malas.

Tomemos en cuenta que al hacerlo no solo estarás creciendo tú, sino que das paso al crecimiento de terceras personas. Se abierto para con los demás y no te límites o te abstengas a decir lo que piensas, recuerda que los buenos emprendedores iniciaron valiéndose de consejos, opiniones y del positivismo de diversas personas ¿porque tú no ser uno de ellos?

Decídete a crear un buen equipo comprometiéndote tú mismo y darás un gran paso al desarrollo de otros. Seamos como un libro abierto y atrevámonos a escribir sobre él.

Fue un gusto compartir esta primera fase y esperamos seguir contribuyendo a ello.

Alejandra Parra Ramos, Colaboradora en el equipo de PubliSites.

Publicaciones Recientes